La maqueta de ‘Logroño en miniatura’ se ubicará en el Ayuntamiento.

La Asociación de Belenista de La Rioja la ha cedido al consistorio logroñés.

Se trata de una maqueta de más de 40 metros cuadrados, fabricada de forma totalmente artesanal, que representa el casco histórico de Logroño. Este proyecto, cuyo hilo conductor es el Camino de Santiago, fue fruto del exigente trabajo de una veintena de belenistas riojanos, realizado laboriosamente durante los últimos dos años, con más de 5.000 horas invertidas en su construcción.

Ahora, el Ayuntamiento de Logroño, consciente del gran atractivo que tiene para la ciudad, ha decidido valorar este esfuerzo y exhibirlo para que el visitante pueda disfrutarlo permanentemente. “Todos estamos de acuerdo en que esta maqueta no es una recreación fidedigna de la ciudad, pero el Ayuntamiento quiere reconocer el esfuerzo y el trabajo voluntario de la asociación y por este motivo ha decidido quedársela y ponerla a disposición de la ciudadanía”, ha afirmado el concejal de Patrimonio y Centro Histórico, Adrián Calonge.

La maqueta, que conjuga elementos constructivos más recientes junto con otros del pasado histórico de la capital, podrá visitarse en la planta segunda del edificio del Ayuntamiento de Logroño durante los recorridos guiados para colectivos que se realizan de forma habitual, y se estudiará su integración en las actividades del V Centenario.

Inicialmente se habían valorado otras posibles ubicaciones emblemáticas para su instalación, como el Cubo del Revellín, idóneo por su valor histórico, si bien el gran tamaño de la maqueta imposibilita dicho emplazamiento. Los técnicos municipales trabajan en la construcción de un soporte, necesario para poder exponer al público dicha estructura. 

La maqueta de Logroño es un buen elemento para que el visitante pueda admirar la zona histórica de ciudad y descubrir sus monumentos imprescindibles, como los Puentes de Hierro y de Piedra, el Cubo del Revellín y su muralla, la Concatedral de La Redonda, la ermita de San Gregorio, la iglesia de San Bartolomé, el actual Parlamento con su puerta original, la plaza del Mercado o el edificio de Chapiteles, entre otros. Como anécdota, hay que señalar que solo los tejados de la maqueta han precisado de la elaboración de 300.000 tejas, todas ellas fabricadas a mano.